Aunque muchas veces a todos los canales de distribución y clientes los consideramos iguales, realmente no lo son, cada uno de ellos nos demanda un diferente esfuerzo, especialmente en Servicios de Valor Agregado (posventa, mantenimiento, atención especial). Con Activity-Based Costing identificamos el Costo de Servir por canal de distribución o por cliente, lo que permite contar con una mejor segmentación de mercados. Con el Costeo Basado en Actividades identificamos qué canales de distribuión o qué clientes tienen menos requerimientos y por consecuencia permiten obtener una mayor rentabilidad, reducir costos, o contar con más elementos de servicio. Con Costeo ABC identificamos los costos y rentabilidad de nuevas formas de llegar con el producto a los canales de distribución y clientes. Con ABC racionalizamos la oferta de productos y determinamos el costo de servir a varios niveles de capacidad de utilización. Con ABC podemos contar con el mejor equipo de Servicio para llegar mejor a cada cliente y canal de distribución, lo que nos permite tomar las mejores decisiones de Outsourciong. La administración correcta del costo de servir  o cost to serve puede utilizarse de forma inversa de la siguiente manera. En función a la rentabilidad real que genera cada cliente o segmento de negocio, se pueden definir los elelmentos de servicio que le deben ser suministrados de tal forma que la organización conserve la rentabilidad objetivo que se marque. Esta forma de administrar el costo de serviri así como los elementos de servicio suministrados a los clientes, permiten realizar un presupuesto preciso y apegado a la operación real de la organización.