Costos Indirectos

Se les conoce como Costos Indirectos al conjunto de las salidas de dinero o erogaciones en las que incurre una organización, que están relacionadas con el desarrollo de muchos procesos o bien con la obtención de diversos productos o servicios a la vez. En este caso, si se desea conocer el costo indirecto asociado a un solo producto o servicio, deberá utilizarse un factor o indicador que permita asignar en forma precisa el consumo del costo indirecto por cada uno de los productos o servicios en particular. Los costos indirectos son muy importantes para obtener un producto o servicio, especialmente cuando la organización debe suministrar recursos humanos, recursos legales, soporte de sistemas, mantenimiento, legal o servicios compartidos diferentes. Estos costos indirectos deben agregarse al producto o servicio o bien al proceso como parte del costo total del producto a entregar. Algunos ejemplos de costos indirectos para diferentes productos y servicios son los siguientes: Productos creados en una máquina específica que recibe un monto específico de gastos de mantenimiento, supervisores compartidos entre diferentes equpos, soporte de areas compartidas como sistemas, departamento legal, departamento de recursos humanos, tesorería, finanzas, contabilidad, administración, entre otros.

¿Cómo Reducir Costos Indirectos?

Los costos indirectos requieren de mayor análisis para su reducción. Dado que los costos representan el total de recursos (humanos, infraestructura, insumos) traducidos a términos monetarios, una buena práctica para su reducción o asignación correcta se basa en determinar qué proceso o actividad, así como qué producto o servicio «consumió» cada concepto de recurso y en qué proporción. Para determinar la proporción se puede utilizar un «driver» o impulsor de costos de recursos, el cual permite con claridad establecer un indicador de consumo que reparte con precisión el costo del recurso a los diferentes segmentos de negocio que lo consumen.