Los costos variables son aquellos que se modifican de acuerdo con los niveles de operación de la organización, es decir, cambian al modificarse el volumen de producción o volumen de venta (nivel de actividad). Los costos variables afectan tanto a productos como a servicios. Si el nivel de actividad para la producción de bienes o servicios se incrementa, entonces los costos variables se incrementan, por ejemplo, las materias primas, materiales de empaque, requerimientos de energía eléctrica y otros insumos, mantenimiento a equipos de producción. Igualmente, si el nivel de actividad se reduce, estos costos variables decrecen. En algunos casos, los costos variables se comportan en forma lineal, pero realmente se comportan en forma no lineal debido a la infraestructura de la organización.